Broma a mi amigo que soy gay sale bien

Es sencillamente una sorpresa para nuestro cerebro, una incongruencia. Luego podemos hacer cosas muy buenas con ese humor. Recordad, la incongruencia es lo que nos hace risa en el cuerpo. Es la quintaesencia del humor. Luego ese humor puede ser un humor del que vamos a hablar ahora después, del que tiene una función, pero por lo general no suele. Esto, la incongruencia, es lo que hace gracia y nos da risa como una respuesta natural del cuerpo, el resto no tiene por qué. Ojo, que el humor del que hablamos no solo consiste en hacer bromas.

Cuando hablamos de humor me estoy refiriendo a las cosas que nos hacen reír, las cosas que hacemos para intentar hacer reír, y las cosas que consideramos graciosas o no.

El chico lleva un chocobollo en la mano y bailotea sin parar. Este chiste no sigue esta estructura y no es gracioso. Te crea una expectativa y en vez de subvertirla, la cumple. Hay muchos chistes que no siguen el esquema quintaesencial pero aun así la gente se ríe aunque no sea gracioso de por sí. Avner Ziv dice que hay dos formas de agresividad en el humor: una que nace de la agresión como tal, que busca humillar; y otra que nace de la frustración, que busca recuperar la superioridad y el control de una situación desfavorecida.

Estos son los diez monólogos más memorables de El Club de la Comedia

En el primer caso se busca la humillaci√≥n y degradaci√≥n de la otra persona utilizando el humor, mientras que en el segundo se busca recomponer el ego herido y la frustraci√≥n rebajando a la persona que nos ha frustrado, como una forma de volver a ponernos por encima hay un sesgo cognitivo que nos inclina a pensar peor de las cosas que nos rechazan, aunque antes del rechazo nos parecieran maravillosas. A m√≠ ambas formas de humor me parecen despreciables. La propia necesidad de volver a ponerse por encima y dominarlo todo me parece bastante da√Īina y no propia de una persona sana y estable.

A lo mejor se es una persona despreciable en vez de la mejor en todo lo que hace. A lo mejor hemos dicho una estupidez y estamos totalmente equivocados, no tenemos razón. En fin, sigamos. El humor se utiliza como forma de acercarnos a temas que nos prohíben o nos parecen prohibidos, y suelen ser humor porque no se suele hablar de estos temas y por tanto nos pillan de improvisto incongruencia con lo que se puede decir o no decir, nos sorprenden.

Nos permite ampliar la perspectiva acerca de estos temas, y poner sobre la mesa cosas que de otra forma ni siquiera se podrían tratar pero deben ser tratadas. Por ejemplo, el chiste siguiente:. Este chiste nos normaliza algo crucial: Las mujeres también sienten deseo sexual. Atended a este chiste:. Una mujer se acerca al coche y el conductor, un hombre muy bien vestido, baja la ventanilla. Este chiste lo pasó un imbécil por un grupo de whatsapp en el que estaba. Les eché la bronca y se defendieron con que solo era una broma.

Ya claro. Porque la violación es muy divertida, por supuesto. El chiste usa la estructura correcta para hacer gracia. Ese chiste, en ese contexto, se usó por la siguiente función. En esta función social yo encuentro dos variantes: El humor referencial, y el humor segregacional. Por ejemplo, el chiste de antes. Al final los chistes escalan, claro, porque se ha normalizado la violación.

Lo próximo es que pasan cosas como la manada. No tiene por qué ser todo tan grave, por supuesto, pero el humor segregacional se suele utilizar para separar a la gente en grupos opuestos, y esa es una de las claves para que las personas cometan crueldades contra otras. El humor segregacional al principio se usa como tanteo, para saber quiénes son afines a uno mismo y quienes tienen que quedarse fuera.

El feminismo o el odio al hombre como principio fundamental

Pero si tiene √©xito, eso permite a esa persona dirigir el inter√©s del grupo hacia otros temas o actividades. Por el contrario, el humor referencial no tiene por qu√© ser da√Īino. El humor referencial requiere que la persona que lo escucha tenga un conocimiento previo de algo en concreto a lo que hace referencia. Para entender el chiste o que tenga gracia, necesitas tener un contexto previo: Por ejemplo, un tuit de Magic the gathering que le√≠ no hace mucho:.

Así la trampa se ve enseguida. La diferencia principal entre el humor referencial y el segregacional es que el primero no intenta segregar grupos, solo hace un humor que es demasiado específico como para que le pueda hacer gracia a todo el mundo, y como consecuencia sabe que la gente que se ríe es gente que tiene ese contexto y por tanto comparte cosas con elle.


  1. soy gay termina en beso broma a mi amigo yao cabrera?
  2. Cachagranizo!
  3. BROMA A MI AMIGO ¬ęSOY GAY¬Ľ SALE MAL (SE REVELA CONMIGO!);
  4. ‚ô®ÔłŹHomoerotic‚ô®ÔłŹūüíč ‚ÄĒ Broma a mi amigo con viagra (sale mal).

El referencial hace referencia a cosas, el segregacional busca la diferencia de opiniones para poder reconocer a sus aliados. Las bromas internas entre personas y grupos nacen de manera natural: Pasa algo gracioso que presencia solo la gente del grupo y se crean referencias a eso. Es humor referencial.

¬ŅQu√© es el humor?

Sin embargo, cuando las bromas hacen referencia a un evento segregacional, tambi√©n se vuelven da√Īinas. El humor social no tiene por qu√© ser malo, pero nos revela opiniones. A veces eso es bueno, y en el resto de casos las opiniones son horribles. El humor social da pistas de qu√© opina la gente sobre ciertos temas, y es muy importante esto porque ayuda a la gente a saber qu√© piensan otras personas sobre ciertos temas.

En estos casos, el humor social puede mejorar mucho la calidad de vida de las personas. También permite enviar de forma sutil mensajes de normalización de cosas que no son verdades. Si eres gay y todo el humor en televisión se hace a costa de los gays, la idea que te llega es que eres algo de lo que reírse. Pero el humor no es solo horrible ni se usa solo para la humillación y la dominación.

Lo que nos asusta y nos da miedo se convierte en algo de lo que reír y ganamos control sobre ello. Deja de darnos miedo y nos da risa. Un testimonio de una mujer superviviente de Auschwitz cuenta cómo se echó a reír después de que les raparan la cabeza a todas, diciendo que era la primera vez que le hacían un corte de pelo gratis. Gran parte del humor negro o humor macabro nace como protección, por parte de las personas que han sufrido esa clase de situaciones. La otra gran parte del humor protector viene del humor hacia nuestros propios defectos.

Reírse de une misme. Igual que con los miedos, riéndonos de las cosas que odiamos sobre nosotres ganamos poder sobre ello, tratamos con eso en nuestros propios términos. El humor de Sarah Andersen suele estar bastante cargado de autocrítica y nos hace gracia porque vemos nuestro reflejo en ella y también nos reímos de nosotres mismes.

Se convierte en una parte de nuestra personalidad, pero una parte no descontrolada y que nos devora, sino una sobre la que tenemos control y de la que podemos reírnos. El humor intelectual es el menos estudiado y para mí es un poco meta-humor, la gracia sobre la gracia. El humor intelectual busca volver a la base del humor, hacer una gracia especial y aguda, ingeniosa. Es el humor de los chistes ingeniosos. El humor de los juegos de palabras tontorrones y tan malos que no hacen gracia pero aun así nos reímos. Nos hace gracia porque es inesperado pero es verdad.

Aquí tenemos al maestro del humor haciendo en un breve hilo una muestra de humor inteligente del elaborado, del que subvierte y hace tres referencias cruzadas pero las junta de una manera que pegan y quedan bien. Aunque por supuesto el contenido del humor inteligente puede llevar cosas horribles de las otras funciones, en esencia no lo tiene.

Estas funciones no nos revelan toda la historia. Y la normalización es una de las mayores armas de la humanidad contra la propia humanidad.

BROMA A MI AMIGO SOY GAY SALE MAL (SE REVELA CONMIGO!)

Y la normalización es peligrosa, porque que algo sea normal implica muchas cosas en el imaginario colectivo. Implica que así es como tiene que ser, que ese es el orden natural. Implica que lo que no es natural es antinatural y por tanto malo. Indica que lo normal es justo y bueno. Si se destruyese ese orden natural, todo el mundo sucumbiría y habría caos y consecuencias terribles.

La normalización acusa e intenta apartar a la gente que no es normal. Hace que se sientan mal por ser lo que son, aunque no tengan culpa o no tengan nada de malo siquiera. Plantea que lo normal es lo aceptable y el resto es lo inaceptable. En parte la propia repetición de algo lo normaliza, pero cuando hablamos de cómo construimos la realidad, las reacciones del resto del mundo y el contenido de las historias juegan un papel vital junto con nuestras experiencias.

Si vemos que el resto del mundo se r√≠e de las personas gordas, pensamos que son algo que da risa en vez de algo natural. Desde muy peque√Īos entendemos que nos re√≠mos de lo que es diferente, y pronto nos meten en la cabeza que lo diferente es malo. Si en las historias siempre se asumen ciertas cosas, pensaremos que esas asunciones son correctas, y los chistes no dejan de ser un tipo de historia. Sobre c√≥mo afectan las historias a nuestro cerebro ya habl√© en este otro art√≠culo. Sin embargo, tambi√©n existe una superfunci√≥n contrapuesta a la normalizaci√≥n, y √©sta es la cr√≠tica sat√≠rica.

Ninguno, todavía utilizan luz de gas.

Robert Pattinson - Wikipedia, la enciclopedia libre

Para quien no lo sepa la luz de gas es una técnica de manipulación que consiste en hacer dudar a la gente de sus propios recuerdos. Intenta incomodar y que reaccionemos. No lo es y nunca lo ha sido. Siempre hay un por qué, porque en todo lo que hace el ser humano hay un por qué, una razón subyacente de la que podemos no ser conscientes. Una vez alguien hizo un comentario en tono de humor sobre que las mujeres eran todas unas mandonas y que les dieran por culo.